Cadenas como Carrefour, Mercadona, Eroski, Día o El Corte Inglés están llevando a cabo iniciativas para hacer su actividad más sostenible. Entre ellas, la digitalización de sus establecimientos para evitar el uso de papel: vender más a granel y menos en cajas y cartones, facturas y catálogos promocionales online, y pantallas digitales en lugar de carteles para informar sobre el producto o los precios.

Para más información consultar el siguiente enlace: El “súper” español abandona el papel.